megacamion carbo

Carbó Collbatallé incorpora nuevos megacamiones para optimizar el transporte de mercancías

Los megacamiones empezaron a circular por las carreteras españolas en 2015, con el objetivo de optimizar el transporte de mercancías. Se trata de vehículos con doble plataforma trasera, más de seis líneas de ejes, una longitud de 25,25 metros y una masa máxima de 60 toneladas. Se estima que su utilización posibilitareducir en un 20% las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, pues permiten un mejor equilibrio entre consumo de combustible y capacidad de carga. Además, optimizan el coste de transportar cada kg de carga.

En Carbó Collbatallé incorporamos los primeros megacamiones entre finales de 2018 y principios de 2019 para dar respuesta a la necesidad de optimización de movimientos entre nuestras plataformas logísticas, que hemos ido ampliando en estos últimos años. Durante 2019 abrimos las instalaciones de Vitoria y Tarragona, y la nueva planta en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Sevilla.

Este crecimiento constante, que nos consolida como uno de los grupos de referencia en el transporte alimentario a temperatura controlada, nos empuja a mejorar nuestra flota de vehículos, y por eso durante 2020 hemos previsto ampliar a ocho los megacamiones en servicio.

Estos vehículos especiales se incorporaron al Reglamento General de Vehículos mediante la Orden Ministerial PRE/2788/2015 de 18 de diciembre. A nivel europeo, el marco legal lo define la Directiva 96/53/CE. En España, la Dirección General de Tráfico (DGT) es la que autoriza la circulación de cada megacamión.

Más del 94% del transporte de mercancías en España se realiza por carretera. La consolidación del uso de estos camiones de grandes dimensiones reduce el número de vehículos en circulación, y tiene efectos positivos tanto en la reducción de emisiones contaminantes como en la optimización de los costes. Por sus características especiales, los megacamiones deben cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentran:

  • Disponer de espejos o detectores de ángulo muerto.
  • Estar equipados con sistema de advertencia de abandono de carril o de asistencia de mantenimiento en el mismo.
  • Sistema electrónico de estabilidad.
  • Sistema automático de frenado de emergencia.

No existen requisitos normativos especiales para su conducción, pero sí hay limitaciones en cuanto a las vías por donde pueden circular (no lo pueden hacer en zonas urbanas) y a velocidad: 90 km/h en autopistas y autovías, 80 km/h en vías convencionales con arcén de 1,5 metros o más, y 70 km/h en el resto de vías interurbanas.

Además, sólo pueden hacer itinerarios preestablecidos, que se someten a revisión y autorización de la DGT. En el caso de Carbó Collbatallé, los megacamiones realizan trayectos entre las plataformas del grupo.

If you liked it, share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin