preparación_vehículo

Preparación de los vehículos en el transporte de mercancías a temperatura controlada

El vehículo en el transporte de mercancías es un elemento imprescindible para mantener la cadena del frío y asegurar la temperatura controlada de los alimentos. El transporte debe ser rápido, seguro y versátil a las diferentes necesidades que requieran los productos que se trasladan. A la hora de preparar el vehículo que realizará el servicio se debe garantizar que las cámaras de temperatura del camión mantengan unas características esenciales como la protección de los productos mediante embalajes, el estado higiénico del transporte y la ventilación de su interior.

Carbó Collbatallé prepara diariamente sus vehículos mediante una exhaustiva revisión al inicio del día. De esta manera, revisan todos los elementos susceptibles de poder averiarse y adaptan el estado de la caja del camión para el correcto transporte de alimentos. En el caso de transportar productos de diferentes temperaturas, el grupo sitúa en el camión el separador de temperaturas. Una vez refrigerado el vehículo, se procede a cargar con la mercancía.

Además de controlar las condiciones de su interior, los vehículos deben revisarse a nivel mecánico. Carbó Collbatallé trabaja con dos tipos de mantenimiento: el preventivo y el correctivo. Cuando el camión se estropea se lleva a cabo un mantenimiento correctivo del vehículo. Para evitar posibles problemas con este, la empresa sigue un riguroso calendario de mantenimiento preventivo que evite que sea necesario el correctivo. Este sistema evita costes adicionales y que los vehículos no sufran alteraciones en sus transportes, asegurando que el producto llegue en las condiciones pactadas con el cliente.

Si te ha gustado, comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin