estiba_Carbo_Collbatalle

Cómo estibar las mercancías para un transporte seguro

Los alimentos perecederos son una de las mercancías más delicadas para trabajar en el sector del transporte. Los productos refrigerados o congelados requieren unas condiciones ambientales muy concretas para que alcancen su destino en perfectas condiciones. La temperatura controlada y el mantenimiento de la cadena de frío son dos de las claves para un correcto traslado. Pero no son los únicos factores relevantes del proceso.  

Para que no se dañen los alimentos durante su desplazamiento, es clave la organización y estiba de la mercancía dentro de los camiones. De hecho, se calcula que entre un 25% y un 45% de los accidentes de mercancías están relacionados con una mala estiba.

En mayo del año pasado entró en vigor una nueva normativa sobre la carga de los camiones, que concretó puntos como las fuerzas y puntos de amarre, la resistencia necesaria de la estructura de los vehículos, las cinchas de amarre de fibras sintéticas, las cadenas de amarre, los cables de acero, las cajas móviles, las lonas, los postes y el empaquetado.

Elementos básicos de estiba

El primer factor que hay que tener en cuenta es el tipo de embalaje. A la hora de distribuir la mercancía en el camión, es básico segregar los productos incompatibles. En el caso del transporte a temperatura controlada será los grados necesarios para cada alimento lo que determinará su organización. A la hora de apilar, debe considerarse la presión de unos embalajes sobre otros con tal de repartirla de forma homogénea.

En cuanto a la sujeción de la carga, en Carbó Collbatallé usamos varios elementos para asegurarla y evitar que las vibraciones y movimientos propios del transporte por carretera afecten a los alimentos.

  • Bloqueo: las paredes del propio camión funcionan como estructuras que aguantan la carga sin moverse. Reducimos los huecos al mínimo con el uso de elementos de relleno, como colchones térmicos –que contribuyen también al aislamiento– o bolsas de aire.  
  • Sujeción: las cinchas son unas correas que fijan los palets y evitan que vuelque la mercancía. Las eslingas y otro tipo de cintas de amarre tienen la misma función. Pueden ser de fibras sintéticas o de acero.
  • Otros: suelos antideslizantes, películas de plástico para fijar los palets y estabilizar el contenido o separadores de protección.

Si t'ha agradat, comparteix aquest post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin