distribucion-carga-Carbo

La correcta distribución de la mercancía, clave para cargar el camión

Una carga bien distribuida en un camión permite mantener intacta la movilidad de los ejes de motor y dirección del vehículo. Esto conservará una buena adherencia a la carretera y mejorará la capacidad de maniobra. En cambio, si las mercancías no se colocan correctamente, la estabilidad e incluso la trayectoria del camión pueden verse afectadas.

Para prevenir problemas y posibles accidentes, no solo es necesario cumplir con la normativa de cargas y pesos, sino que hay que seguir una serie de consejos sobre cómo distribuir las mercancías. En Carbó Collbatallé hace más de 40 años que nos dedicamos al transporte y sabemos exactamente cómo hacerlo. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la carga es el elemento que más desgasta los vehículos, ya que ejerce presión y determina el consumo de combustible (a mayor peso, más carburante).

Los bultos con mayor peso deben ser la base y, por tanto, situarse en el suelo del camión. Nunca colocaremos los objetos más pesados en la parte posterior o los lados del vehículo, ya que pueden desestabilizarlo. Lo más recomendable es posicionarlos entre los ejes. Procuraremos que la distribución del peso sea uniforme para bajar el centro de gravedad del camión.

Adecuar la conducción a la carga

Es importante también que no queden huecos entre los objetos, por lo que es recomendable incluir elementos de protección como bolsas hinchables o colchones si procede. La carga debe estar bien sujeta para que no se desplace con los movimientos propios del transporte por carretera.

Además de la colocación de las mercancías en el camión, es esencial adaptar la conducción al tipo de carga. Moderar la velocidad y ampliar la distancia de seguridad entre vehículos son dos de nuestras recomendaciones. Por último, hay que evitar los movimientos bruscos –en curvas cerradas y frenazos, por ejemplo–, ya que pueden mover la carga y desestabilizar el vehículo, de forma que puede incluso llegar a volcar. Así que, ante todo, ¡recomendamos precaución!

Si te ha gustado, comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin